Tanca Tanca

Glosario de Vivienda

Aquí encontrarás información sobre todos los temas relacionados con la vivienda de Barcelona

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Acto jurídico documentado

Documento de carácter jurídico sobre el que se aplica un impuesto.

Acuerdo de comunidad

Acta de la reunión de la comunidad de propietarios en la que se aprueba hacer obras.

Administrador de fincas

Persona encargada de administrar inmuebles, tanto comunidades de propietarios como fincas de un solo propietario en régimen de arrendamiento.

AEDE

Ayuda estatal directa al pago de la entrada de una vivienda.

Alquiler

Es el contrato en virtud del que una persona —arrendador, propietario, usufructuario— se obliga a dar a otra —arrendatario, inquilino— el uso y disfrute de una vivienda para un tiempo determinado y a cambio de un precio concreto, la renta.

Alquiler asequible

El precio del alquiler de estas viviendas es inferior al del mercado después de ser incluidos en operaciones de la bolsa de alquiler, actuaciones de rehabilitación protegida o promociones de vivienda con protección.

Amortización

Pago que se realiza para devolver un préstamo.

Amortización anticipada

Posibilidad de devolver el préstamo —total o parcialmente— antes del tiempo pactado. Hay que saber si la entidad de crédito reconoce esta posibilidad y en qué condiciones —si establece una cantidad mínima y el importe de las comisiones—. En general, se suele cobrar un porcentaje sobre la cantidad amortizada de forma anticipada, para compensar el quebranto financiero que implica la alteración del calendario de amortización pactado.

API

Agente de la propiedad inmobiliaria. Profesional titulado que hace de mediador para facilitar que las partes interesadas acaben suscribiendo el contrato inmobiliario que se le ha encargado, sea de arrendamiento, de compraventa u otros contratos afines. Suele cobrar un porcentaje sobre el precio de la venta como contraprestación o comisión.

Arbitraje de consumo

Medio por el que se pueden resolver de manera no judicial los conflictos entre dos partes. Sin embargo, se requiere que estas se sometan voluntariamente al arbitraje. Las resoluciones arbitrales tienen valor judicial.

Arbitrio municipal de plusvalía

Antigua denominación del impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos.

Arras

Dinero que equivale a una parte del precio de la vivienda y que el futuro comprador da al vendedor como garantía de que lo comprará en un periodo de tiempo determinado. Si se agota el plazo, el comprador pierde las arras. Si el vendedor no respeta el periodo acordado y vende la vivienda a otra persona, debe pagar el doble a quien había entregado las arras. Si la operación se cierra, las arras se consideran un pago a cuenta.

Arrendador

Propietario, persona que alquila un piso.

Arrendamiento

Alquiler de una vivienda a la persona que firma el contrato de arrendamiento y a las personas que conviven con ella.

Arrendatario

Inquilino, persona que firma el contrato de arrendamiento y ocupa la vivienda alquilada. Persona que alquila un bien inmueble.

Asiento

Referido a la vivienda, cada una de las inscripciones que el registrador realiza en el Registro de la Propiedad en lo referente a la vida de una casa.

Autopromotor

Persona que construye su vivienda porque es propietaria de un solar de uso residencial. Debe cumplir algunos requisitos: contratar a un arquitecto que redacte el proyecto técnico y dirija la obra; solicitar una licencia de obras al Ayuntamiento; pagar los impuestos correspondientes; firmar un contrato de obras en el que se incluyan plazos, materiales y precios con un contratista; firmar, ante notario, la escritura de obra nueva al final de la construcción; y, finalmente, inscribir la vivienda en el Registro de la Propiedad.

Autorización

Documento en el que el propietario autoriza al arrendatario a hacer obras en el interior de la vivienda.

Aval

Garantía de una tercera persona que asegura el pago del préstamo en caso de que no lo haga el titular. Es una garantía personal, ligada a la relación personal del avalador con el titular del préstamo. Si es un alquiler, el propietario puede pedir el aval además de la fianza.

Cerrar glosario

Las oficinas de la vivienda solo atienden presencialmente con cita previa, por lo que puede consultar aquí el servicio “Vivienda te llama” para recibir la atención personalizada más adecuada. También, si necesita atención sobre derechos energéticos, pida cita previa con un punto de asesoramiento energético (PAE) haciendo clic aquí. Por otra parte, si vive en una vivienda pública del IMHAB, puede consultar las vías de contacto, gestión y tramitación aquí.

“Que la población intervenga en la toma de decisiones es fundamental para satisfacer sus necesidades de vivienda”

11/11/2016 - 12:01

Entrevista. Desirée Fields, geógrafa urbana de la Universidad de Sheffield (Reino Unido), habla sobre la 'financiarización' de las viviendas de alquiler durante la crisis y cómo podemos revertir este fenómeno.

Desirée Fields es geógrafa urbana en la Universidad de Sheffield (Reino Unido) y participó en las Jornadas de Vivienda organizadas a finales de octubre para el Ayuntamiento de Barcelona. Durante el seminario “La vivienda, entre la especulación y la vida,” Fields defendió la participación directa de la ciudadanía en los procesos de transformación de la ciudad.

“Creo que la participación real, el poder de toma de decisiones y no sólo la consulta, es fundamental para satisfacer las necesidades de vivienda de los residentes y podría dar lugar a modelos de vivienda más innovadores”, asegura Fields en una entrevista.

Además de potenciar la participación significativa de los residentes de la ciudad, Fields insta a promover modelos de vivienda de carácter no especulativo y sin ánimo de lucro, como las asociaciones de vivienda. “Estos modelos requieren un subsidio estatal muy inferior a largo plazo, dan voz a los residentes en la toma de decisiones y son menos vulnerables a las caídas del mercado”.

En el primer seminario de las Jornadas de Vivienda, Fields habló sobre la “financiarización” de los paisajes urbanos, es decir: cómo los inmuebles, infraestructuras y otros elementos de construcción urbana acabaron convertidos en moneda de crédito dentro del sistema financiero. A raíz de la crisis económica global y las consecuentes políticas de austeridad, las viviendas fueron una de las estructuras más afectadas por este fenómeno.

La geógrafa urbana admite que es “difícil” romper esta nueva relación entre vivienda y financiación pero que, para conseguirlo, hace falta que la gente más afectada siga luchando contra estos procesos. “Ya que la financiarización es un proceso global con impactos locales, es importante que los movimientos sociales locales establezcan redes de colaboración para construir un poder translocal y transnacional al mismo tiempo”, explica.

 

El mercado de la vivienda en el Reino Unido

Según datos del 2012 (últimas disponibles), más de la mitad de la población del Reino Unido vive en una vivienda en propiedad (un 64%), ya sea con hipoteca o sin. Al mismo tiempo, poco más de una tercera parte de los ingleses viven en régimen de alquiler, ya sea en el sector privado (18%), en una vivienda propiedad de las asociaciones de vivienda (vivienda social privada, 10%) o en una vivienda social de propiedad pública (8%).

Los efectos de la crisis financiera de 2008 fueron menos graves pero, aun así, el gobierno británico también tuvo que aplicar medidas de austeridad que afectaron a los arrendatarios de viviendas sociales, a las asociaciones de vivienda (proveedores de viviendas sociales privadas) y al sector privado de alquiler.

Los recortes de financiación por parte de las autoridades locales han minado la atención residencial para personas jóvenes sin hogar, obligándolas a trasladarse a otras ciudades o regiones del país. La oferta de viviendas accesibles es cada vez menor y, al mismo tiempo, cada vez menos personas pueden acceder a los subsidios para la vivienda.

 

Los efectos de la burbuja en el Reino Unido

A diferencia de otros países europeos, en el Reino Unido no hubo una crisis sistémica provocada por el estallido de la burbuja inmobiliaria: en el país anglosajón se vivió una inflación de los precios inmobiliarios durante la década del 2000 (sobre todo en el área metropolitana de Londres) y, de repente, una caída de los precios entre 2008 y 2009.

Aun así, como advierte Fields, los precios cayeron “sólo” en torno a un 14% (comparado con el 36%-50% de Irlanda). El mercado inmobiliario británico empezó a recuperarse el año 2009, mucho antes que España e Irlanda, y los precios subieron cuando en el resto del mundo bajaban.

Hay mucha gente preocupada porque parece que se está creando una nueva burbuja, una que parece dirigida por los grandes propietarios: los inversores internacionales que utilizan la fórmula de «comprar para alquilar»”, advierte Fields, que también alerta sobre la falta de viviendas derivada de la falta de inversión pública en la construcción.

La consecuencia de todo es que los jóvenes no pueden permitirse comprar una vivienda, fenómeno que en el Reino Unido recibe el nombre de “generación renta”. Por otra parte, la falta de una normativa sobre el alquiler privado hace que los inquilinos estén desprotegidos y tengan que hacer frente a problemas de calidad y envejecimiento de las viviendas por su cuenta.

“La crisis de la vivienda en el Reino Unido es el resultado de privilegiar la propiedad y no tener en cuenta la vivienda social”, asegura Fields. Esta situación afecta especialmente a las personas con menos recursos, que están siendo desplazadas no sólo de su hogar sino también de las ciudades donde viven; al mismo tiempo, sin embargo, la crisis de precios y de oferta también está golpeando la clase media.

Comparte este contenido